sábado, 7 de marzo de 2015

ANAGALLIS ARVENSIS (Muraje), MUY EXTENDIDA POR LOS CAMPOS Y HUERTAS DE MOLINA DE SEGURA

Tal vez esta sea una de las primeras plantas que recuerdo haber fotografiado cuando me iniciaba en esta afición a las plantas. Acostumbrado a las flores de jardín, aún recuerdo la sensación de asombro por encontrar tanta belleza en algo tan pequeño. Es una planta que se encuentra por doquier y es fácil verla en floración porque tiene un periodo muy extenso. Anual, con tallo de hasta 70 cm. erecto o procumbente (tendido), hojas opuestas (las superiores en verticilo) y sésiles (sentadas sobre el tallo). Flores con pedicelo más largo que la hoja axilante, la corola puede ser de color azul con un anillo rojizo en la garganta, o de color naranja o asalmonada con anillo purpúreo en la garganta. Los pétalos están provistos en sus márgenes de unas glándulas pedunculadas tricelulares con la célula final globosa (la presencia de estas glándulas es uno de los aspectos que la diferencian de Anagallis monelli, que no las tiene). El fruto es una cápsula globosa de hasta 3 mm. de diámetro, parda. Habita en terrenos cultivados, bordes de caminos, escombreras, grietas de muros calizos con acúmulos orgánicos, dunas...en suelos soleados y no muy húmedos. Toda la planta es tóxica, especialmente las semillas.